martes, 7 de agosto de 2012

La casa de mi Tío.






Vivo en esta casa, que está cerca de mi universidad. Mi tio es el dueño de tal, y me recibió con mucho gusto aquí. Me queda a 20 minutos de la escuela, y es muy cómoda. Mi tía colecciona muchas cosas, tiene un lindo jardín, y en lugar de tener perros o gatos, tiene patos. Cinco. Y a veces parecen que ladran. Bueno, sólo cuando tienen hambre.
Ésta a sido mi primer semana de clases, a sido muy interesante, los profesores son muy capacitados y las materias muy bien preparadas. La universidad esta increíble, las instalaciones están completas, y los salones muy bien equipados. Y lo mejor de todo, el camión de mi casa a la uni sólo cuesta dos pesos.
El clima, el clima es tan diverso como los habitantes de esta cuidad. A veces hay niebla, otras veces hace mucho calor, y otras veces, un poco de lluvia intensa con tormentas eléctricas. Ellas me emocionan. Amo las tormentas eléctricas, hacen perfecta dualidad entre la luz y el sonido, y me hacen pensar. Una cosa después de la otra, todo a su tiempo, todo a su tiempo.
En estos días he estado solo en la casa mucho rato, mi tía salió de la cuidad, y mi prima y mi tio trabajan todo el día, sólo los llego a ver en la noche, y a veces los escucho en la mañana. Entre sueño y sueño.
Y no me molesta en lo absoluto, me gusta hacer mi propio desayuno, bañarme sin el pensamiento que alguien más me está esperando, o la presión de tener que hacer mi cama. Me relaja. Además, tengo linda vista de la cuidad. Así puedo ver más rayos caer, y me gusta contar cuanto tiempo tarda el sonido en llegar.