lunes, 20 de agosto de 2012

Ilusiones pendientes.


"El día que dejemos de hablar, que dios nos libre" Me lo dijo una señora callejera, mientras pasaba por Bellas Artes.

Recuérdame con esta luna. Ella aún no entiende como no puedo mantener el respeto a tus decisiones, por que al final de todo, sé que es la última de nuestras libertades humanas. Mis deseos se enjaulan, y me hacen renunciar a ti. Necesito saber apreciar y valorar la dignidad que tengo de poder sentirme así. Necesito recordar que para apreciar a la luna, se necesita de basta oscuridad. Ella está mas lejos y aún así la veo durante muchas noches.
Me gustaba abusar de tus abrazos generosos, me llenaban, me calmaban. Hoy me quedo desnudo rasguñando las paredes de mis recuerdos.
Que será si hoy, se adelantan y brotan nuevas hojas de mis ramas. Que será si hoy, mis boca se humedece y mis palabras se liberan. Y las escuchas. Como dos hojas que el viento junta en un otoño lluvioso. Las estrellas y yo estamos aquí esperando, con ilusiones pendientes y delirios de continuidad.

Tu generosidad se demostrará en el volumen de sus destellos.