jueves, 24 de mayo de 2012

Acerca del amor a la vida

Cada mañana, llega a la cafetería Don Armando, quien es el conserje de la escuela que esta a un lado de la plaza donde trabajo.

Esta mañana, llega Don Armando de manera muy humilde y carismática, justo detrás de el llega una señora, la cual, después de pedir su café, le dice:
-Don armando, buenos días! Cómo está? Oiga, una pregunta: Cuál es su receta para estar tan de buen humor todos los días?


Don armando sonríe con mucho carisma, y hace un gesto delicado de apreciación al cumplido, y con bastante humildad, le contesta:
-No hay recetas para eso, basta con amanecer vivo una vez más, y ser feliz disfrutándolo.