miércoles, 21 de octubre de 2015

Cartas a Diego II


Géminis en enfoque automático.

Culpo a la miopía de mis sentimientos que de alguna forma elevo mis brazos, y con la brisa en demora, te cuenta sin pudor todos mis secretos.

Y es que con tantos giros en estas manecillas he notado levemente cómo las hojas regresan a su ramo y yo me quedo con la incertidumbre de saber si éstas columnas siguen de pié
Que el diablo frecuenta soledades y nostalgias, y las amarguras llenas de pena se dilatan sobre las sábanas. Es ese el momento en donde la angustia me mueve de piedra a humo entre los recuerdos. Entre las distancias.

Que te extraño, carajo. Te lo digo desnudo porque a pesar de haberlo estado siempre, la brisa es fría y pesada.