viernes, 31 de julio de 2015

Carta a Cynthia

Ayer fue una noche intensa para mi también. Le culpé a la Luna. Hace mucho que no hablamos de confidencias, pero entre tanta ansiedad que pasé anoche, me dieron muchas ganas de marcarte. No sé porqué no lo hice, igual y nos hubiéramos ayudado uno al otro. Si, cuida ese corazón, cuida ese corazón... he llegado al punto en que tal vez, sólo tal vez lo estoy cuidando demasiado. No lo sé, la incertidumbre me ahoga alguna que otra noche.

Y ahhh, el pasado, con tantas ataduras que marcan la piel. Ayer sentí muchos yo del pasado, muchos yo en mi presente, y fue algo inquietante. Amiga, espero te encuentres bien. No estas sola.
Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida.