sábado, 19 de abril de 2014

Carta a Cynthia, mi luna más pequeña.

Querida, qué bueno que no escuchaste las risas que tuve al leer tu carta, es muy irónico pero andamos en algo similar! Sólo que, en rumbos diferentes.
Pero bueno, comencemos con lo primero, que es el aquí y el ahora. Me encuentro tirado en la cama de mi cuarto en el hostal donde me ando quedando, en la playa de Mazunte en Oaxaca. Con mis shorts puestos, y nada más! Vaya que este lugar me ha encantado. Una playa hermosa, clima caliente y atrevido, y la gente es tan linda... Que te hipnotizan. Oaxaca me ha encantado. Hace unos días fui a la playa de Sayulita en Nayarit, y es igual un lugar hermoso, sería un gran gran placer regresar a uno de estos lugares contigo. Y esta vez prometo no vomitar en la playa!

Regreso a Tijuana el viernes. Y pues nada, es una sensación extraña, amo estar aquí pero a la vez ya quiero ir a Tijuana para terminar todo lo comenzado. Que vivir en estas playas por estos días me ha relajado bastante, ya sonrío y me la creo!

[...]

Pero bueno corazón espero tu respuesta. Y espero que Estes bien, Sigue a tu corazón! Espera lo mejor, preparate para lo peor, ignora lo que la gente diga y has lo tuyp! Un beso. Ganzo arándano tú.