domingo, 27 de octubre de 2013

Carta de un ave

Querido Simón: 
Esta semana hemos estado muy presentes. Creo que nuestros lazos se han unido mas. Solía no creer de nuevo en los amores lejanos, pero cada vez descubro nuevas cosas y nuevas opciones. En agosto uno te fuiste, ya han pasado casi dos meses. Los dos meses mas lentos del año. Hace tanto que no me decían que me amaban. Que no me decían que me necesitaban, que me querían ahí para no hacer nada, que a veces pienso que no existes. Pero eres real y yo soy real. Vivo una nueva adolescencia contigo, y no se trata de retroceder, sino mas bien de darme la oportunidad de vivir lo que se siente de nuevo amar a un hombre.
Este caso es real y ha tocado mi alma, Simón ha entrado en mi. Y no lo pienso dejar ir, es alguien que quiero en mi vida siempre, en el aquí y en al ahora. El mundo pasa y a veces solo eres alguien mas en la fiesta o en la calle. Pero no, esta vez no dejamos que sucediera así, que actuáramos sin sensatez. A veces amo la vida, amo mi vida y estos días la amo. Lejano Simón, a miles de kilómetros pero presente aquí y allá. En el alma. En mi comida y en mi razón. 
Bonita semana Simón Silente.