sábado, 21 de septiembre de 2013

dos rayas menos

Últimos días de septiembre. El sol sale lentamente por la mañana, preparandose para dejar atrás el calor de hace unos meses. Y tú mandándome flores, bien sabes que mis inviernos son muy largos.
Hay días, en donde sientes que las leyes de la gravedad conspiran en tu contra, y te cuesta más trabajo levantarte. Abrir los ojos. Regresar a la realidad. Pero sólo son algunos días, en realidad no hay mucho por llorar. Aquí todo sigue normal, esperando a que algo pase, a que las cosas cambien.

Y ya, no pienso pretender más. sigo aquí, sigo ahí, ambos lo sabemos. Sigues aquí al igual. Adentro. Ilusiones, todo eso.

Hay días que hace falta un poco más de fuerza, y las ganas de levantarse nomás no aparecen. Pero no es nada de preocuparse, o tan solo no por ahora. Mis espirales tiemblan, pero siguen en movimiento.

"Estoy feliz, pero también sabemos que hay máscaras de felicidad"

la flama que se eleva. quema el amor en sus labios.