lunes, 18 de marzo de 2013

Juvenile


Domingo pasado en Coyoacán con mi gran viejo amigo, Ponce, my juvenile. Ya nos hacía falta volvernos a ver. Comer un churro de Zarzamora y una nieve de Guayaba. Un té en el restaurante y un paseo por los mercados. Hablando de mudanzas, los años que han pasado y los deseos enjaulados.


this is an offer to better the last let-go