jueves, 7 de febrero de 2013

Dirección sentido





Una vez más, sacudo las estrellas hasta conseguir la constelación deseada, para preguntarme esta vez: ¿Cómo voy a hacerlo bien… contigo?
 Que si las ganas de estar contigo mataran, ya me hubiera muerto yo. Pero sigo vivo y quiero estar mejor.
Anda, sube al carro y cambiemos las cosas que hacen falta mejorar. Dejar atras todo aquello que se quiere pegar a nosotros haciéndonos daño. Ven, te invito. Anda, no pasa nada. Sobre todo si no haces nada. Mira, no seas así. Que no te baste con la llamada que te hice. Vamos. vamos. El carro no se va a detener.