jueves, 14 de junio de 2012

Orden y cambio.




Hmmm. Vámonos de aquí para allá. Bajando las escaleras a saltos, cruzando calles corriendo, cambiando de planes en cuestión de segundos. Así han estado mis días. Y mis noches igual.
Ésta semana mi hermana se mudó a Ensenada, por segunda vez. Y al parecer se piensa quedar un año, sino es que más. Y me puse a pensar, yo en menos de dos meses me voy a ir también de la casa, y no sé, es la primera vez que ambos vamos a estar lejos de aquí por un largo período de tiempo, alejados de nuestros padres. Y ya lo hemos hecho varias veces, pero no a la vez. Me preocupa que mis padres lleguen a sentirse solos. Por eso mismo le voy a enseñar a mi madre a usar el Skype para poder hacer videollamadas con ella :) haha, ya me la imagino, mi madre contra la tecnología, buscando botones y opciones para hacer más fáciles las cosas. 
Aún así sé que van a estar bien. Mis padres saben que tanto mi hermana como yo somos muy independientes, y que si nos alejamos de ellos es por que estamos buscando nuestro beneficio propio. Así que, el cuarto de mi hermana se ve muy vacío ahora, y al igual yo lo he estado haciendo con mi cuarto. Tirando cosas que realmente no necesito, incluso cosas que me estorban. Estoy arreglando y acomodando mi desmadre, en muchas maneras. Simplificando las cosas, quedándome con lo que realmente necesito o sé que me va a llegar a ser útil. Justo como tengo que manejar mi vida.

Ya pasó más de un mes del accidente automovilístico que tuve con unos amigos míos, y apesar de que se supone que en esta semana ya me tendría que quitar la férula que estaba protegiendo mi hueso, la dejé de usar desde la semana pasada. Honestamente llegué a considerar que mi hueso ya no era tan debil como para no aguantar su propia fuerza, y pues no sé, me sentia muy atado usándolo (tal vez era porque, literalmente, la férula me estaba atando la espalda), y sumándole que tengo tan sólo mes y medio para hacer todos mis planes y proyectos antes de irme, pues tenia que apresurar a mi hueso a sanar. Y lo hizo. Ahora, lo que sigue es volver a usar mi brazo como lo hacia antes, ejercitarme y volver a ganar fuerza. I know i'm gonna be alright. 

Proyectos y planes. Orden y cambio. Esta es mi última semana trabajando en el café, y desde estos días tengo que organizar lo que falta de Junio y todo Julio. Tengo muchos lugares que tengo que visitar antes de irme, siento que a partir de ahora, ya que sanó mi hueso, tengo 3 prioridades:

1. Arreglar todo lo que tengo que arreglar, organizarme y ordenarme.
2. Trabajar y ahorrar dinero, gastar sólo en lo que necesito gastar.
3. Disfrutar a mi familia y a mis amigos, antes de partir y no verlos por un buen rato.

Entre otras cosas que tengo que hacer, es importante arreglar mis horarios que voy a tener en la Ibero, terminar mi participación en el proyecto Coyote, conseguir un seguro médico, y comprar unas cosillas que sé que voy a necesitar allá en la Cuidad de México. Sin mencionar todos los proyectos que tengo en mente para Vértebra, colaboraciones, intervenciones artísticas, viajes viajes viajes, y sobre todo, cerrar ciclos que siguen abiertos, y no los puedo dejar así. Mi propósito en este momento, por decirlo así,  no es dejar mugre entre mis dedos y seguir ensuciando, sino limpiar con detalle mi piel hasta que la suciedad desaparezca, para poder así comenzar de nuevo con las manos limpias.