miércoles, 30 de septiembre de 2009

Despertar

Hoy desperté. Me di cuenta que estaba solo en la cama. Solo en el cuarto.
Recuerdo que estaba soñando algo lindo... si... era algo relacionado con un papalote. Soñaba que volaba en él, tenia que aprender a aterrizar, pero no podía. Tal vez no quería.
Recuerdo que alguien me dijo: "Tienes que llegar a..." pero olvide la ultima palabra. Mientras trataba de recordar, mas lo olvidaba, por que sabia que al tratar de recordar un sueño es lo mismo que despertar. Lo ultimo que recuerdo fue que, de pronto, mientras volaba lentamente con el papalote, empezaba a llover, y las gotas mojaban mi papalote rojo cunado lo tocaban. Lentamente caía, como cae una hoja de su árbol en otoño, pero yo estaba en invierno. Al parecer, mis inviernos son más largos.
Intenté abrir mis ojos, y empecé a escuchar. El viento frío y húmedo entraba a mi cuarto por la ventana, ésta me permitía escuchar algunas gotas que caían en los árboles, en el techo, en la calle.
Estaba lloviendo.